Hola todos

 

Les compartimos la columna de opinion escrita por uno de nuestros companeros en la Academia, Camilo Diaz

 

Gracias Darwing Camilo Diaz Urrea por compartir tu experiencia!

 

Inversión municipal, motor de crecimiento y desarrollo - Dinero.com

 

Mientras los ingresos del país se vienen debilitando como consecuencia de la contracción de los precios del petróleo en los mercados internacionales, y el Gobierno ha empezado hacer ajustes en el presupuesto de gasto e inversión para este año, es entonces obvio que la economía colombiana empezará a presentar desaceleración en la medida que el gasto del Estado sea menor. Ya varios centros de pensamiento económico y el propio Banco de la República han revisado sus proyecciones de crecimiento a la baja, ahora las cábalas sobre la expansión colombiana para 2015 se sitúan en un rango entre el 3,5% y el 4,5%; medio punto porcentual por debajo de las estimaciones anteriores.

Conforme se mantengan bajos los precios del petróleo el Estado recibirá menos dinero y así mismo reducirá las transferencias que hace a los municipios, aunque en principio esto puede significar una reducción en la inversión que hacen los entes territoriales, existen varios caminos para que no sea así y por el contrarío la inversión municipal sea un motor que jalone el crecimiento y desarrollo económico del país.

 

Así se evidenció durante la Academia Para la Capacidad Crediticia Municipal desarrollada por Findeter en conjunto con el Banco Mundial iniciando febrero. Lo que se exploró allí es que los municipios pueden y deben aumentar sus niveles de inversión sin que esta dependa solamente de sus ingresos corrientes, que típicamente están compuestos por el recaudo de impuestos como  el predial e industria y comercio, y las transferencias que reciben de la nación.

Se debe mencionar que en la estructura de financiamiento municipal  los ingresos por sobretasa a la gasolina y las transferencias han venido ganado una participación importante, especialmente desde que se reformo el sistema de distribución de regalías, lo que ha llevado inmensos recursos a lugares que nunca habían disfrutado de la renta minero – energética. Sin embargo el volumen de esas fuentes está viéndose comprometido dada la coyuntura actual de precios de las materias primas.

 

En contraprestación existen fuentes de financiamiento privado no tradicional a las que los municipios pueden acceder para financiar sus necesidades de inversión de todo tipo de infraestructuras, como hospitales, acueductos, plantas de tratamiento de aguas, distritos de riego, energía, y educación; también de transporte como trenes de cercanía en las ciudades región, transporte masivo, autopistas urbanas, puertos, puentes, vías, etc.

 

Entre esas fuentes no tradicionales están la emisión de bonos en el mercado financiero local, capturar parte del valor de la tierra, atraer la inversión de empresas privadas en el desarrollo de infraestructuras a través de Asociaciones Publico Privadas APP,  la inversión provista por fondos de capital privado en las APP, y la inversión coordinada con otros municipios para la ejecución de proyectos de gran envergadura que beneficien una mayor cantidad de población y generen más externalidades sociales y económicas.

 

Para lograr mayor financiación no tradicional los municipios deben trabajar en tres frentes. Primero mantener unas finanzas sanas, segundo controlar el gasto y tercero incrementar los ingresos, estos tres elementos están entrelazados y son interdependientes.

 

Mantener saludables las finanzas requiere que el gasto este dentro de las posibilidades económicas pero también hacer ejercicios de planeación a largo plazo evitando que se materialicen riesgos financieros y las posibles contingencias estén cubiertas; a su vez el control del gasto permite que se generen superávits que se convierten en reservas, no obstante ambos son consecuencia de la planeación y de la elaboración adecuada de presupuestos realistas sobre los verdaderos ingresos que se tendrán para financiar los gastos futuros; mientras que incrementar los ingresos no depende en exclusiva de aumentar las tasas de contribución a los ciudadanos, en cambio se puede trabajar en la disminución de los índices de morosidad, enfrentar la elusión y evasión de impuestos, y mantener actualizada la base sobre la cual se cobran los impuestos y hacer inversión para que los rendimientos percibidos se conviertan en ingresos.

 

Tener buenas finanzas, un gasto controlado e ingresos en aumento, es la plataforma que puede impulsar a los municipios para que mejoren su acceso al crédito e incrementen su inversión y sean un motor de crecimiento económico y desarrollo de las regiones, sin embargo sobre esa plataforma se deben solucionar algunos obstáculos que impiden que efectúen mayor y mejor inversión pública.

 

Entre estos obstáculos se encuentran los fallos de coordinación entre entidades territoriales y nacionales, por ejemplo, puede darse el caso que mientras un municipio incrementa los cobros por impuesto predial, otra entidad del orden nacional reverse dicho incremento afectando los ingresos y el presupuesto municipal.

Otro obstáculo frecuente es la baja colaboración entre municipios de una misma área geográfica, algunos proyectos como acueductos, plantas de tratamiento y sistemas de transporte, entre otros, pueden no alcanzar de manera individual su viabilidad financiera o ser demasiado caros para ser financiados por una sola municipalidad. En contraste mayor cooperación entre varios municipios cercanos que pueden beneficiarse, facilita la apropiación de más financiamiento y genera proyectos de mayor envergadura que a su vez tienen mayor impacto económico y social. Esto puede solucionarse adoptando esquemas de ciudad región o área metropolitana y estableciendo agendas de cooperación y planes de coordinación municipal.

 

En ese mismo sentido la cooperación debe ir más allá de la unión de esfuerzos económicos, compartir y adoptar las mejores prácticas y experiencia de los municipios más exitosos es un activo invaluable que no puede dejarse de lado, aquí las agremiaciones de municipios tienen un importante rol que jugar. Lo anterior va de la mano del reforzamiento de los equipos técnicos de las administraciones, para ello deben vincularse los mejores estudiantes de las universidades y tratar de retenerlos, tal como lo vienen haciendo algunas ciudades. Todo esto debe terminar en conducir la planeación hacia el logro de objetivos cuantificables y resultados tangibles.

 

Por último en nuestra próxima columna expondremos algunos esquemas que pueden ser empleados para la obtención de financiamiento no tradicional y potencializar la inversión desde los municipios.

 

* Coordinador Unidad de Análisis del Mercado Financiero UAMF.
Facultad de Ciencias Económicas. Universidad Nacional de Colombia.
dcdiazu@unal.edu.co